Las amapolas del viento

Caminho de papoilas-008

 

 

 

 

 

 

 

Esos caminos, devastados y afligidos,
que el viento del olvido enmarañó en soledades,
rubros de pasión fueron un día,
en los tiempos fogosos
de besos y de brisas.

Caminos cubiertos por coquetas amapolas,
rojas de sangre y bañadas de rocío,
que amanecían céspedes,
y desenredaban pétalos
en madrugadas de orvallo cristalino.

Negras son las noches de oscuro terciopelo,
que arrullan pálidas lunas de organdí,
para que en esta tierra sagrada, de todas las tormentas,
los caminos se vistan de hojarasca,
y pies descalzos caminen sobre ti.

El viento baila un vals con las amapolas,
ellas sienten los rubores de los primeros amores,
en esos verdes días repletos de utopías,
de nieblas matinales, de sol, de atardeceres…
y picnics en manteles de colores sobre el césped del jardín .

Por estos caminos, hoy devastados y afligidos,
hubo un tiempo en el que las amapolas bailaban con el viento,
y que el viento enamorado, se reía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s