A veces, la vida…

Snapshot_20130614_3-002

 

 

 

 

 

 

A veces, la vida es como un sueño que se viste de otoño,
un sueño que camina sobre hojarascas que claman por viento seco,
o revolotea sobre una nube de nieve que congela la noche calma,
un sueño, en fin, que se extiende como una colcha de retazos por el cielo.
A veces, la vida llueve sonrisas que juegan al escondite,
y se esconden en aquel viejo parque,
donde los niños crecieron y ya no saben jugar,
o en aquel catalejo que se mira a si mismo por detrás del cristal.
A veces, la vida es una ventana que continúa abierta,
una cama vacía, una casa sin pasos, sin voces, sin café,
donde el pasillo es un túnel que camina en silencio,
como un tren sin estaciones y sin lágrimas de adiós.
A veces, la vida pasa acelerada delante del espejo,
se mira de reojo, se retoca el rubor,
agita la melena que despeina su enojo y ríe de sí misma,
mientras pisa esas hojas doradas que el otoño desprendió.
A veces, la vida sale a la calle y grita y se transforma en huracán,
o en tsunami que desborda en el asfalto sus angustias y ansiedades.
A veces, la vida sueña que duerme y está soñando que está despierta.
A veces, la vida abre la ventana y el grito nace..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s