Caminando por Gijón

IMG_5130-011

 

 

 

 

Si los minutos del universo son eternos,
y nosotros la sombra de un segundo
que se prendió en la nada,
Nada y Eternidad son el reflejo de un suspiro,
la esencia de su luz hecha palabra.
Hoy el sol asoma por encima de las nubes,
y las nubes le ofrecen su cantábrica ventana.
En la orilla del mundo,
mis pies dejan sus huellas en la arena,
más trepido y veloz,
el mar se encarga de apagarlas.
Camino por Gijón,
recorro ese balcón al mar
que se sueña océano,
presencio cuan agreste puede ser su lucha
con la tempestad.
Siento el abrazo inquieto de esa brisa,
que surca caminos en mi piel,
y transita mi alma de gaviota.
Escuchó el mar.
Percibo la ferocidad de sus entrañas
de lobo hambriento,
sus fauces son un arma mortal que rompeolas
y exigen de la tierra lo usurpado.
Luego se aleja lentamente,
cuando la tierra llora…
Los minutos piensan que son eternos,
cuando los baña el mar,
cuando surfean las olas,
cuando el Cantábrico es una ventana
de veranos abiertos al universo
y la eternidad…
la eternidad es el bostezo ardiente del atardecer.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Caminando por Gijón

  1. Para el deleite de quien te lea.

    Por favor no sabemos si mantienes tu dirección, los correso de Terra no sabemos si los recibes. Dinos algo
    Un besín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s