Días de crisis

El NItrogéno, de José Ramón Martínez Mejto o

Como un sueño veloz que atraviesa la mente,
como una espada,
como un rayo fugaz que anuncia la tormenta,
como una daga…
Como el cuchillo que afilas con la mirada,
como las hojas azules del calendario,
que colgado en la pared de la cocina,
desgrana días salpicados de aceite y sal,
como el pan.

Como el tragaluz que revela pantorrillas,
como la acera que se asoma a los ojos de la sala,
como los pies anónimos que caminan sin sentido,
como el día que se despierta, veloz
y con tacones, todas las mañanas.
Como el sueño de carbón y de lejía
de las manos de hollín, de la camisa blanca,
como el llanto húmedo de las escaleras que bajan al subsuelo,
como el portal de la casa.

Como el olvidado pitido de las fábricas,
como las indignadas bocinas de los autos,
como las campanas abandonadas y sin torres,
como el grito solitario del asfalto.
Como una escuela vacía de palabras y sueños,
como un jardín sin voces infantiles,
como la vida solitaria del ausente,
como un parque sin árboles ni gentes:
Como una ciudad devastada.

Como una mansión sin cimientos ni tejado,
donde los días transcurren, uno atrás de otro,
desanimados.

Nota: La Fotografía es del artista langreano José Ramón Martínez Mejuto

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Días de crisis

  1. ovidio dijo:

    Como la vastedad celestial de esos tus ojos
    tan lejanos ¡¡¡¡
    Un abrazo frateno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s