Sueños de niña

En el jardín de la abuela.

En el jardín de la abuela.


En el suelo un papel, la mirada perdida
en dibujos que danzan, abrazados
a letras de mil colores.
Sombras de luz que pueblan el brillo de un espejo.
La imaginación vuela sobre las ideas.
Las puntuaciones cantan, algunas silabean.
La lluvia sueña que es niña y juega al corro.
En el jardín de las quimeras,
las palabras brotan como suspiros,
como gotas de lluvia,
como lágrimas verdes en las hojas.
Brotan como lamentos, las palabras.
Lamentos que se hunden en la hierba,
que tejen caminos con traspiés,
y tropiezan en los cordones desatados
de las infantiles botas…
Sueña la niña que llega la noche y sus alas crecen,
vuela sobre sí misma, sube a la nube más alta,
escala el árbol familiar de la memoria,
observa un pasado jamás vivido,
una lágrima baila.
Resuelta, retoma la niña el camino del alba,
pero sus ojos se llenan de bruma.
Entonces el roble la abraza, la hierba la acoge,
la niña descansa…
En el suelo, un papel juega al escondite
con la luz incipiente, que palpita
por debajo de sus pestañas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sueños de niña

  1. ovidio dijo:

    Me pregunto cuánto de ti habrá en esa niña de sueños profundos¡¡¡¡
    quizás todo y hoy solo fluye al descorrer la telaraña del tiempo que cubre el cofre de los tiempos idos ..
    Que bonito fluir de sueños. Cariños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s