Silencios

silencio

Es más fácil oír el silencio del pensamiento ajeno
Que el barullo que ensordece nuestro corazón
Te podría decir que el amor es un sueño,
un sueño en el silencio de la noche,
un sueño que reniega la madrugada
y le inventa atardeceres a la aurora.
Recordé, aunque no le vi el sentido,
pues el velo del tiempo
está cargado de misterios,
esos Chistes de amor
que, a la puerta de un cine madrileño, anunciaba
una anciana vestida de años veinte.
Chistes de amor,
tres por una peseta,
susurraba, con voz de anuncio, a los enamorados,
mientras una sonrisa juguetona
se escapaba, de sus frágiles dedos de mariposa,
y subía hasta la fina línea de sus labios,
pintados de carmín.
Te podría decir que el amor es un poema,
que se viste de chiste en las noches de estreno,
para refrescar con una carcajada,
el caluroso verano madrileño,
pero ya no tengo palabras, las he olvidado…
Porque es más fácil oír el silencio del pensamiento ajeno
que el barullo atroz que ensordece nuestro propio corazón…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s