Retorno

WP_20140513_001-012

La noche se escapó por una rendija del cielo,
de ese cielo distante donde habitan astros y cometas,
de ese cielo que peregrina agujeros infinitos
sobre un skate de luz… y de tristeza.
La noche recobra su inmortalidad y, en un suspiro,
el éter se deja arrastrar por una estrella…
Miradme, soy la noche oscura,
la tejedora de ensueños y quimeras,
la cuna donde se mecen los días,
la cocinera que adereza las mañanas…
Las flores del jardín la observan soñolientas,
e, impasible, la luna contempla su reflejo sobre el agua…
yo cierro los ojos para volverme noche…
quizás retorné, algún día, transformada en alborada.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s