sentidos

Desde mi ventana

Desde mi ventana


Aunque no me escuches,
me oyes en el gemido del viento,
en el grito de la lechuza,
en el aullido ancestral de la gaita,
en la leña que crepita al fuego.
Aunque no me mires,
me ves en la luna menguante de invierno,
en el humo que esconde la noche,
en la rosa vestida de espinas,
y en la arena que cubre el desierto.
Aunque no me toques,
me sientes en los charcos mojados de lluvia,
en el tacto de otoño en las hojas del suelo,
en el sol que madruga y se transforma en niebla,
y en el suave suspiro de un beso.
Aunque no me hables,
las palabras se escriben en el pensamiento,
los sonidos escalan montañas y nubes,
las canciones murmuran historias y cuentos
y el silencio… ah, el silencio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s