Tarde de Juegos

google.parchis

De pie, en el balcón,
observa el horizonte
por encima de las gafas,
y espera.
Le siente llegar
mucho antes de que doble la esquina,
oye el sonido de sus pasos en el empedrado,
contempla su peculiar forma de caminar,
su manera oblicua de llegar al portal.
No, no es su amante,
y caso alguna vez lo haya sido,
lo ha olvidado.
Cuando él llama por el interfono,
entra en la sala y cierra las cortinas,
después mira por el visor,
y, aunque ya lo sabe,
le pregunta quién es,
solo por preguntárselo.
La puerta se abre antes de que él responda.
Sobre la mesa dos copas de cristal y el parchís.
¿Cuánto hace que se conocen?
La vida entera tal vez,
o tan solo unos meses.
¡Qué más da!
A ciertas edades, piensa ella,
las preguntas valen más,
que las respuestas.
Y a esta altura de la vida,
un segundo puede ser nada,
o la eternidad.
Él la visita dos veces por semana,
llega, puntualmente a las cuatro,
con un ramo de rosas rojas,
y un Malbec.
Lo de menos son las arrugas,
las piernas bordadas de varices,
las ojeras tatuadas en el rostro
la barriga flácida,
la teta seca y caída…
los dientes sonrientes
en el lavabo…
Lo verdaderamente importante,
es ese parchís que juegan
con la furia acalorada,
de dos enloquecidos adolescentes.
Te la comí, ríe él,
con la ficha en la mano,
la voz risueña y excitada.
Ella, coqueta, se deja comer,
y se mira en el brillo repentino
de unos ojos casi opacos.
Él disfruta con esa forma tan suya,
que un día debió ser sensual,
de morderse los labios.
Vencida, ella prepara un piscolabis,
victorioso, él abre la botella y deja el vino respirar…
sirve las dos copas,
contempla el color,
siente el aroma,
prueba el néctar sagrado,
y chasca la lengua,
satisfecho.
Siempre el mismo ritual.
Ella lo contempla pensativa,
mientras recoge el parchís.
Cuando se va,
le dice adiós por detrás de los cristales,
observa su caminar oblicuo,
y piensa en lo grandes amantes que pudieron ser…
después guarda el parchís,
bebe en último trago de vino
y cierra las puertas del balcón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s