Marchita

A veces, se me desnudan los pétalos y me marchito,
¿Estaré muerta?
Rosas mustias en el altar,
Crisantemos en el cementerio.
Las sombras se extienden noche adentro,
Por un cielo atormentado.
Hoy el sol amaneció nublado.
Vestido de nube,
El cielo se deshace en lluvia.
Su tristeza relampaguea,
Su llanto ruge,
La vida no es un juego,
Nos recuerda.
La vida es, le grito.
Las estrellas se estremecen frenéticas,
Yo escucho voces sin rostro,
Palabras inconexas que recorren la habitación,
Como una pesadilla, que nunca duerme y,
Reiteradamente, amanece a mi lado.
Sus requiebros me dejan exhausta,
Me avasalla,
Me inunda con su dolor,
Me seduce,
Languidezco de nostalgia.
La locura ayuda a sobrellevar las horas,
El tiempo es una ilusión que duele,
Tengo arrugas tatuadas en la piel.
Me miro al espejo,
Pero el espejo se niega a devolver mi imagen.
Desapropiada de mí,
Soy un paréntesis que desea ser círculo,
Una recta quebrada del parvulario,
Un sueño que camina del revés,
Soy mi reverso.
El reverso del revés.
A veces, se me desnudan los pétalos y me marchito,
El sol huye y la pesadilla amanece nuevamente a mi lado,
Pienso que la locura me ayudará a sobrevivir…
¿Estaré Muerta?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s