Preludio

Ese punto final en el cuaderno
ese adiós retrospectivo,
ese aroma que llega del pasado
ese acento olvidado,
ese derroche de nostalgia,
esa puerta destrancada,
ese anhelo,
ese vaya usted a saber…
ese tal vez,
ese casi sí,
ese No que es un grito amordazado,
ese nuevo comienzo,
esa apertura de miras,
esas nuevas perspectivas,
ese caminar acompasado,
ese movimiento de caderas,
ese cabriolear por las aceras,
ese retozar en las hamacas,
esas citas clandestinas,
esas entelequias inauditas…
¿Esa es la vida?
¡Esa es la vida!
Un origami que admite mil dobleces,
mil esquinas que se cruzan,
mil ángulos que se encajan,
mil recodos donde esconderse…
¡Ah, la vida!
A veces, la miramos y es como un papel en blanco,
en el que nada vemos.
Otras, vislumbramos formas reticentes
que abandonan la guarida.
Voces febriles se deslizan por los márgenes,
vocablos agazapados patinan por los renglones,
letras inconexas revolotean el silencio:
Nace la palabra.
Y en el horizonte,
el Lucero del Alba resplandece.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s